Historia de Palestina

Acuerdos

Tras la Guerra del Golfo que supuso el debilitamiento de Irak como potencia regional, que trastoc√≥ las alianzas en Oriente Medio y debilit√≥ a la OLP, los Estados Unidos decidieron dise√Īar un nuevo orden regional que asegurase la estabilidad necesaria para sus intereses econ√≥micos (abastecimiento de hidrocarburos, mercados, etc). Para ello se hac√≠a imprescindible resolver el conflicto √°rabe-israel√≠. Es as√≠ que, suplantando a las Naciones Unidas, forzaron a las partes, √°rabes e israel√≠es, a entablar negociaciones directas.

A finales de octubre de 1991 se celebró en Madrid la Conferencia Internacional de Paz para Oriente Medio, en la que participaron Israel y sus vecinos árabes. Los palestinos estuvieron representados por dirigentes de los territorios ocupados, en el seno de la delegación jordana. En la Conferencia se establecieron dos canales de negociaciones: encuentros bilaterales entre Israel y vecinos árabes para tratar sus contenciosos específicos; y encuentros multilaterales para los asuntos que afectan a todos: agua, refugiados, cooperación económica, seguridad …

En junio de 1992 los laboristas israelíes, más partidarios de un compromiso con los palestinos, volvieron al gobierno y retomaron las negociaciones. De inmediato constataron las dificultades para avanzar en las negociaciones bilaterales con los palestinos y la ineludibilidad de negociar directamente con la OLP. Ante los posibles costes internos de tal iniciativa se estableció un canal secreto de negociaciones entre laboristas y OLP, que daría resultados a mediados de 1993.

En septiembre de 1993 la OLP y el gobierno de Israel firmaron el Acuerdo de Oslo: las dos partes se reconoc√≠an mutuamente y suscrib√≠an una Declaraci√≥n de principios para el autogobierno de los palestinos (DOP). En ella se establec√≠a un per√≠odo transitorio de 5 a√Īos, a lo largo del cual se fomentar√≠a la confianza mutua, se establecer√≠a una primera √°rea aut√≥noma y se ir√≠an abordando gradualmente los diferentes aspectos de la disputa. El acuerdo fue bien acogido por la mayor√≠a de la poblaci√≥n palestina de los territorios ocupados y por la poblaci√≥n israel√≠, aunque tambi√©n hubo oposici√≥n de ciertos grupos de ambas partes. El acuerdo recibi√≥ el espaldarazo casi un√°nime de la comunidad internacional.

A raíz del Acuerdo en los siguientes meses se estableció una administración autónoma palestina, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con competencias limitadas y limitada a Gaza y Jericó, se creó una policía palestina, se liberaron a algunos presos palestinos, se autorizó el retorno de algunos dirigentes de la OLP… En la DOP, los temas más delicados (refugiados, colonos, Jerusalén, estatuto definitivo de la entidad palestina) se pospusieron para una segunda fase.

Sin embargo la prosecución, por parte de Israel, de las actividades de colonización, de la confiscación de tierras y de la judaización de Jerusalén Este, así como los retrasos israelíes en la implementación de los acuerdos y la continuación de facto de la ocupación israelí agudizaron las críticas internas. Ante las protestas palestinas Israel hizo uso de sus instrumentos de coerción: cierres de los territorios, represión, retención de los presos palestinos, etc. En el campo palestino, la oposición al proceso fue liderada por los grupos islamistas, algunos de cuyos grupos recurriría a los atentados indiscriminados contra objetivos israelíes.

En septiembre de 1995 se firmaron los Acuerdos de Taba (Oslo II) que ampliaron las áreas autónomas a las principales ciudades de Cisjordania y las competencias de la ANP. Sin embargo Israel siguió controlando militarmente la mayor parte (el 96%) de los territorios palestinos. En enero de 1996 tuvieron lugar las elecciones palestinas; Arafat fue legitimado como presidente de la ANP y fue elegido un Consejo Legislativo (parlamento).

Del lado israelí también creció la oposición israelí al proceso; los ultranacionalistas clamaron traición y el grueso de la población sintió inseguridad ante la violencia palestina en Israel. En noviembre de 1995 fue asesinado el primer ministro israelí Isaac Rabin a manos de un extremista judío. Los laboristas, defensores del proceso de paz pero que aparecían como incapaces de dar seguridad a su población, perdieron las elecciones de mayo de 1996.

Durante estos √ļltimos tres a√Īos la poblaci√≥n palestina ha visto como el calendario del proceso de paz se ha atrasado y las medidas previstas no se han cumplido, mientras que sus condiciones de vida se deterioran d√≠a a d√≠a. El proceso de paz no responde claramente a sus leg√≠timos derechos y no resuelve integralmente la cuesti√≥n palestina.

La comunidad internacional ha repetido en numerosas ocasiones la necesidad de alcanzar un acuerdo negociado (ni violento, ni unilateral), justo (que no legitime la violencia pasada y que recoja los justos derechos de las partes) y duradero. Sin embargo el inicio de las conversaciones para resolver la cuestión palestina y pacificar la región no ha sido el resultado de la presión de esa comunidad internacional, ni se ha basado en las numerosas resoluciones de NNUU, sino se ha debido al interés norteamericano de estabilizar la región. Esta postergación de encontrar una solución justa ha marcado y dificultado todo el proceso.

Sólo habrá paz en Israel y en los Territorios Palestinos cuando se de respuesta al fondo de la cuestión palestina. Una paz justa sólo es posible abordando las raíces del conflicto, atendiendo a los legítimos derechos de las partes y creando condiciones para la plena realización de los proyectos colectivos de las dos poblaciones.

Pretender una pacificación funcional sin resolver las causas, sólo pospone un nuevo brote del conflicto. Abordar las causas y la globalidad del conflicto requerirá sin duda la más amplia presión internacional, y mediar para generar confianza, consolidar un marco para el diálogo, identificar medidas concretas y llevar a cabo actividades cooperativas.

Dada la desigualdad de las partes, la creación de condiciones para una paz duradera ha de traducirse ante todo en un firme apoyo internacional a la parte palestina para que logre una mayor autonomía económica y se consolide institucionalmente, en suma ayudar a la viabilidad del Estado palestino. Para ello se hace imprescindible superar el tutelaje norteamericano al proceso de paz, y ampliar y diversificar el involucramiento internacional.

D√©cadas de conflicto han generado un sustrato de desconfianza mutua y demonizaci√≥n del otro que dificultan el di√°logo y la cooperaci√≥n. Su superaci√≥n no es tarea de unos pocos a√Īos. S√≥lo un apoyo internacional amplio permitir√° abordar una tarea que habr√° de prolongarse en el tiempo

9 de septiembre de 1993

Este hecho se produjo un a√Īo despu√©s de la victoria del partido laborista en las elecciones israel√≠s (23 de junio de 1992). Yasser Arafat reconoci√≥ el derecho a existir al Estado de Israell y Yitzhak Rabin, por su parte, acept√≥ a la OLP como representante del pueblo palestino. Este reconocimiento mutuo tuvo lugar unos d√≠as antes de la firma de la Declaraci√≥n de Principios (Oslo I) en Washington.

13 de septiembre de 1993

Despu√©s de muchos meses de negociaciones secretas propiciadas por el Gobierno de Noruega, el 20 de agosto de 1993, las delegaciones israel√≠ y la jordano-palestina (OLP) llegaron a un Acuerdo (conocido por el nombre de Oslo I), por el cual se abr√≠an las puertas al reconocimiento del Estado de Israel, a la autonom√≠a de Cisjordania y Gaza, y al futuro estatuto de Jerusal√©n. Este documento regula las relaciones entre las dos partes durante el per√≠odo provisional de cinco a√Īos. Durante estos cinco a√Īos se ten√≠an que negociar.

4 de mayo de 1994

Este Acuerdo significó la definitiva puesta en marcha de la Autonomía Palestina (AP) para Gaza el área de Jericó.

Mediante este Acuerdo quedó establecida la dimensión del área de Jericó y la parte de la franja de Gaza que pasaría a manos palestinas (que finalmente supuso 40%). También se acordó el reparto de las competencias entre palestinos e israelís.

La jurisdicción del organismo autónomo incluía la tierra, el subsuelo y las aguas territoriales. Por el contrario, la jurisdicción de la autonomía palestina no incluyó ni las áreas de repliegue israelí (instalaciones militares y asentamientos), ni los ciudadanos israelís.

También quedó limitada la capacidad del organismo autónomo en el campo de las relaciones exteriores (incapacidad de recibir o enviar misiones).

Sin embargo, el Acuerdo habilita al organismo autónomo palestino para establecer acuerdos económicos, de asistencia, culturales, educacionales y científicos y a implementar los planes de desarrollo regional en su jurisdicción.

Por otra parte, este documento especifica la capacidad y la forma de los poderes ejecutivo y legislativo de la autonom√≠a. Tambi√©n explicita las bases y las condiciones para la creaci√≥n de una polic√≠a palestina. √Čsta tendr√° fuertes restricciones en su actuaci√≥n, pero sobre todo por lo que respecta a la adquisici√≥n y uso de armas de fuego.

28 de septiembre de 1995

Mediante este Acuerdo se regulaba y se extendía el régimen de autonomía en Cisjordania.  Recordemos que Oslo I sólo hacía referencia a la franja de Gaza y la zona de Jericó.

Seg√ļn este Acuerdo, Cisjordania (excepto el municipio de Jerusal√©n) qued√≥ dividida en tres zonas -zonas de tipo A, B y C.

El Acuerdo estableció que las zonas de tipo A quedarían totalmente bajo control de la autoridad palestina. Las zonas de tipo A comprendían Jericó y todas las ciudades palestinas importantes (Yénin, Nablus, Tulkarem, Kalkilya, Ramallah, Belen y Hebrón).

Las zonas de tipo B ser√≠an aquellas donde el control de la AP no ser√≠a total. La AP s√≥lo tendr√≠a el control de los municipios, pero el Ej√©rcito israel√≠ tendr√≠a la potestad de entrar y actuar para reprimir el terrorismo. Las zonas de tipo B de Cisjordania est√°n formadas por una docena de regiones rurales y todas las ciudades peque√Īas de poblaci√≥n palestina. El conjunto de las zonas A y B con apenas ocupan 30% del territorio, pero concentran 90% de la poblaci√≥n palestina de Cisjordania.

Las zonas de tipo C serían aquellas que quedarían totalmente bajo control israelí. Este territorio comprende 70% de Cisjordania (las mejores tierras, toda la ribera oeste del río Jordano y el mar Muerto) y comprende todas las colonias judías.

El resultado de esta división es que las zonas bajo control palestino (A y B) quedan aisladas y ni siquiera tienen continuidad territorial. Todas las zonas palestinas quedan rodeadas por enclaves israelís con presencia del Ejército.

La primera retirada del Ejército israelí (zonas A) se produjeron en diciembre de 1995, pero no fue completa. Los problemas sugieron en la ciudad de Hebrón. Un grupo de judíos ultraortodoxos en el centro de la ciudad de la ciudad retrasó esta salida hasta el 19 de enero de 1997.

Protocolo para el repliegue en Hebrón

18 de enero de 1997

Mediante este Acuerdo, ya bajo el mandato del primer ministro Netanyahu, se produjo la retirada israel√≠ de la ciudad de Hebr√≥n (un a√Īo m√°s tarde de lo que preve√≠a Oslo II). Pero esta retirada no fue total. El Ej√©rcito israel√≠ s√≥lo se retir√≥ de 80% de la ciudad. Esto provoc√≥ la divisi√≥n de la ciudad en dos. Este Acuerdo s√≥lo supuso el primer de los tres repliegues previstos en Oslo II.

23 de octubre de 1998

Las conversaciones de Wye en octubre de 1998 tenían el objetivo de desbloquear el proceso de implementación del repliegue israelí en Cisjordania previsto en Oslo II.

Una vez más, Israel jugó la carta de la inseguridad para bloquear el proceso. Israel se negó a ceder más territorio amparándose en su percepción de que la AP no controlaba de forma suficiente a los grupos violentos.

Finalmente, se llegó a un Acuerdo muy forzado por Bill Clinton. Mediante este Acuerdo, Israel se comprometió a ceder 13 % (zona de tipo C), es decir, a lo que ya estaba obligado por el Acuerdo interino (Oslo II). De este 13% (C), 1% tenía que pasar a zona de tipo A y 12% restante a zona de tipo B. A cambio, la AP aceptaba la supervisión de EUA en la lucha contra los grupos y actor violentos.

Para esta tarea, el Acuerdo de Wye establece la creaci√≥n de un Comit√© EUA-palestino y un Comit√© tripartito EUA-israel√≠-palestino. Seg√ļn el Memor√°ndum de Wye River, el timing para su aplicaci√≥n qued√≥ estipulado en 3 meses (al final de enero de 1999).

4 de septiembre de 1999

Mediante este acuerdo las dos partes, el Estado de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina, se comprometieron a implementar todos los acuerdos firmados desde septiembre de 1993 (reconocimiento mutuo y acuerdos de Oslo). También profundizaron sobre los diversos temas pendientes: negociaciones respecto al estatus final permanente de los territorios ocupados, despliegue israelí y extensión del territorio y responsabilidades de la Autoridad Palestina, liberación de prisioneros, el puerto marítimo de Gaza, la comunicación terrestre entre Gaza y Cisjordania, la ciudad de Hebrón, seguridad, etc.

Para el que hace a la negociaci√≥n del Estatus permanente, ambas partes se comprometen a reprender los contactos en los t√©rminos acordados en la agenda y de forma flu√≠da, para llegar a un acuerdo final antes de cinco meses desde la represa de los contactos (que formalmente se reprendieron en septiembre de 1999). En el texto del acuerdo ambas partes afirman entender que la negociaci√≥n ha de llevar a la implementaci√≥n de las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La delegaci√≥n palestina, pero, reconoci√≥ que tambi√©n ser√° necesario cumplir las resoluciones 194 (1948) de la Asamblea General de las Naciones Unidas (retorno de los refugiados) y 465 (1980) del Consejo de Seguridad (desmantelamiento de los asentamientos jud√≠os de los territorios ocupados) para llegar a una soluci√≥n satisfactoria. El Acuerdo para el estatus permanente habr√≠a de llegar, seg√ļn lo establecido al documento y los acontecimientos (1a y 2a de las nuevas fases del despliegue finalizadas en marzo de 2000), durante el mes de septiembre del a√Īo 2000. Que se llegue a un acuerdo depender√° de las mismas negociaciones y de la estabilidad del Gobierno israel√≠ de Ehud Barak.

Para el que hace proceso de repliegue israelí los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania, el acuerdo prevé la puesta en marcha de tres nuevas fases:

‚Äď 5 de septiembre de 1999: transferencia de 7 % de zona C a zona B.

‚Äď 15 de noviembre de 1999: transferencia de 2 % de zona B a zona A; 3 % de zona C a zona B.

‚Äď 20 de enero de 1999: transferencia de 1% de zona C a zona A;¬† 5,1 % de zona B a zona A.

Como resultado de los dos primeros repliegues, finalizados durante el mes de marzo de 2000, 18 % del territorio de Cisjordania es actualmente zona A y el 21 % zona B.

Seg√ļn el Ministerio de Asuntos Exteriores isarael√≠ (18 de junio de 2000), 40 % del territorio de Cisjordania est√° bajo control de la Autoridad (Nacional) Palestina.

Para el que hace a los prisioneros, ambas partes se comprometieron a poner en marcha un comité conjunto para solucionar y supervisar el cumplimiento del acuerdo. Israel se comprometía a liberar a todos los presos palestinos que cometieron delitos antes del 13 de septiembre de 1993 y que fueron detenidos antes del 4 de mayo de 1994. La primera fase quedó fijada para el 5 de septiembre de 1999 (200 presos) y la segunda, para el 8 de octubre de 1999 (150 prisioneros. Asimismo, Israel se comprometió a intentar liberar a todos los presos palestinos antes del siguiente Ramadán (diciembre de 1999).

Para la construcción del puerto marítimo de Gaza, los israelíes aceptaron que la Autoridad Palestina comience las obras el día 1 de octubre de 1999. También acordaron que no estaría abierto al funcionamiento hasta que viera la luz un protocolo que definiera los aspectos de su funcionamiento, incluida la seguridad y el control de movimiento de mercaderías y personas.

En este acuerdo tambi√©n se habl√≥ de la ciudad de Hebr√≥n(compromiso para la revisi√≥n de la situaci√≥n de la Tumba de los Patriarcas -Al Haram Al Ibrahinmi‚Äď, y para la apertura de la carretera de Shusada a los veh√≠culos palestinos), y de la seguridad. En este √ļltimo punto, la Autoridad Palestina se comprometi√≥ a implementar todas las obligaciones de los acuerdos previos, pero especialmente las que se derivan del Memor√°ndum de Wye River (confiscaci√≥n de armas ilegales o no controladas en los territorios bajo su control o zonas A y B, la detenci√≥n de sospechosos y la confecci√≥n de la lista de nombres de los miembros de la polic√≠a palestina).

Al mismo tiempo, ambas partes se comprometieron a no hacer ning√ļn paso para modificar el actual estatus de Cisjordania y la Franja de Gaza, en la espera de las negociaciones sobre el Estatus Permanente.

Un refr√°n √°rabe dice que la paciencia es la llave de la felicidad. De ser cierto, los palestinos deber√°n seguir siendo pacientes si quieren proclamar alg√ļn d√≠a el nacimiento de su Estado. Esto es al menos lo que pod√≠a deducirse cuando se interrumpieron las negociaciones que se celebraron en la residencia presidencial de Camp David (Maryland) en el verano de 2000. El momento elegido para la celebraci√≥n de esa ronda intensiva de conversaciones no fue casual. En realidad, la cumbre de Camp David fue condicionada por una serie de acontecimientos registrados en la regi√≥n en los meses anteriores:

La reciente desaparición del presidente sirio Hafez al-Asad que relegó la paz israelo-siria a un segundo plano hasta que su hijo, BASHAR, fuese capaz de asentar su autoridad.

La intención de Yasir Arafat, presidente de la ANP, de declarar unilateralmente la creación de un Estado el 13 de septiembre siguiente, cualesquiera que fuesen los resultados de las conversaciones de paz.

La disposici√≥n de la UE a reconocer este Estado, tal y como se√Īal√≥ en su Declaraci√≥n de Berl√≠n emitida en la Cumbre de Jefes de Estado de los Quince el 25 de marzo de 1999.

El deseo del presidente Bill Clinton de pasar a la Historia como el artífice de la paz palestino-israelí y el responsable de la finalización del conflicto de Oriente Medio.

Para facilitar el avance del proceso de paz, la administraci√≥n estadounidense defendi√≥ durante a√Īos el argumento de ¬ęla ambig√ľedad constructiva¬Ľ, seg√ļn el cual los asuntos m√°s delicados ser√≠an relegados al per√≠odo final de las negociaciones para evitar un colapso. Despu√©s de varios a√Īos de aplazamiento lleg√≥ la hora de la verdad: el momento de abordar el estatuto de Jerusal√©n, la situaci√≥n de los 200.000 colonos que viven en asentamientos sobre territorios palestinos y el futuro de los cuatro millones de refugiados residentes en los pa√≠ses √°rabes vecinos.

Los puntos claves

A pesar de que la cumbre de Camp David se caracterizó por su secretismo, es posible resumir las POSICIONES que tuvieron las dos delegaciones recuperando el contenido de las negociaciones secretas celebradas en Estocolmo durante el mes de junio de 2000, filtrado por el diario conservador israelí Yediot Ahronot.

Israel√≠es y palestinos consideran a JERUSAL√ČN como su capital irrenunciable, con la salvedad de que Israel ocupa la parte oriental de la ciudad desde 1967 y desde entonces se ha obstinado en separarla f√≠sicamente de Cisjordania por medio de una serie de barreras policiales, carreteras de circunvalaci√≥n y c√≠rculos conc√©ntricos de asentamientos. En un futuro, Israel pretender√≠a imponer su soberan√≠a sobre la ciudad, pero los palestinos exigen el control de los barrios √°rabes y los lugares santos musulmanes y cristianos.

El asunto de los asentamientos de colonos jud√≠os levantados en los √ļltimos 30 a√Īos en CISJORDANIA Y GAZA no tiene tampoco una soluci√≥n sencilla debido a que el gobierno israel√≠ pretende anexionarlos, mientras que los palestinos reclaman su desmantelamiento. Entre las alternativas que se barajaron en Estocolmo figuraba la anexi√≥n israel√≠ de las mayores concentraciones de asentamientos (entre un 8% y un 10% del territorio palestino) a cambio de una cesi√≥n de territorio israel√≠ en el √°rea fronteriza de Gaza. De esta manera, gran parte de los 200.000 colonos quedar√≠a bajo soberan√≠a israel√≠, mientras que otros 40.000 deber√≠an elegir entre el retorno a Israel o vivir en un Estado palestino.

El futuro de los REFUGIADOS es el asunto más delicado ya que afecta a cerca de cuatro millones de palestinos que se vieron forzados al exilio tras las guerras de 1948 y 1967. La mayor parte de ellos viven en Cisjordania, Gaza, Jordania, El Líbano y Siria. La resolución 181 de la Asamblea General de la ONU reclama el retorno a sus hogares o su compensación monetaria. El regreso es una opción improbable debido a que sus tierras y posesiones han sido embargadas por Israel en virtud de la Ley de Ausentes, y su llegada plantearía un problema de primera envergadura ya que amenazaría el carácter judío de Israel. Por ello, EEUU e Israel consideraban que la mejor opción sería la naturalización de los refugiados en los países de acogida, y su compensación por medio de la creación de un fondo internacional de 100.000 millones de dólares que se distriburían de la siguiente manera: 40% para los palestinos, 40% para Jordania, y el 20% restante a repartir entre Siria y El Líbano.

¬ŅPor que fracaso Camp David?

La extrema complejidad de estas tres cuestiones explica el FRACASO de la cumbre de Camp David. Tanto el primer ministro israel√≠ Ehud Barak como el presidente palestino Yasir Arafat reiteraron una vez tras otra la existencia de unas l√≠neas rojas que no sobrepasar√≠an por muchas presiones que recibiesen. Para ambos, el acuerdo final deber√≠a respetar unos m√≠nimos elementales que satisfaciesen a las opiniones p√ļblicas israel√≠ y palestina.

Aunque ambos l√≠deres necesitaban un bal√≥n de ox√≠geno que justificase las posibles concesiones a presentar en un futuro en el marco de un acuerdo final, parece claro que no se encontraban en la misma situaci√≥n. Desde su arranque, el proceso de paz ha evidenciado un DESEQUILIBRIO evidente entre israel√≠es y palestinos. ISRAEL cuenta con el respaldo inequ√≠voco de EEUU, es la mayor potencia militar y econ√≥mica de la regi√≥n, y tutela las actividades de la autonom√≠a palestina. La ANP, de su parte, es sumamente vulnerable a las presiones exteriores, especialmente de sus dos principales valedores ‚ÄĒEEUU y la UE‚ÄĒ, y √ļnicamente cuenta con la fuerza de saberse poseedora de la raz√≥n. Como recordaba Abdallah Hurani, eminente pol√≠tico palestino, en un art√≠culo publicado en la prensa √°rabe, ¬ętodos los asuntos a negociar se encuentran en manos de Israel: la tierra, los refugiados, Jerusal√©n y la colonizaci√≥n. La parte palestina no puede ofrecer a los israel√≠es nada m√°s que la paz¬Ľ.

6 de mayo de 2001
El Informe Mitchell es el resultado del mandato del Presidente Clinton (octubre de 2000) a una comisi√≥n de expertos, encabezada por el senador norteamericano George J. Mitchell, para que estudiasen la situaci√≥n de violencia generada en Israel y en los territorios ocupados, sus causas y las posibles salidas. Este informe describe la situaci√≥n creada por la denominada ‚ÄúIntifada de Al-Aqsa‚ÄĚ, inaugurada a partir de la visita de Ariel Sharon a la explanada de las Mezquitas, y cuales son los pasos a seguir por las dos partes para detener la violencia, construir de nuevo la confianza entre los interlocutores y retomar las conversaciones de paz. El informe evita en todo momento responsabilizar a Israel y la visita de Sharon a la explanada de las Mezquitas, como detonante de la violencia. Como contrapartida tambi√©n admite que la nueva intifada es una reacci√≥n no planificada desde la Autoridad Palestina. En este sentido, m√°s que un informe, el escrito parece una declaraci√≥n pactada. El informe trata de desglosar los pasos necesarios para retomar la v√≠a de la negociaci√≥n. En una primera fase, deben tomarse medidas para poner fin a la violencia, para a continuaci√≥n sentar las bases de una nueva confianza mutua. En una tercera y √ļltima fase el informe hace una serie de recomendaciones a las partes con el objeto de retomar las negociaciones. A la Autoridad Palestina le reclama una total firmeza en la lucha contra el terrorismo proveniente del lado palestino, y la reanudaci√≥n de la cooperaci√≥n en materia de seguridad con Israel y los supervisores de los EE.UU. (la CIA). Esa cooperaci√≥n debe transformarse en un mayor control de los grupos radicales y de los palestinos que van a trabajar a Israel, y evitar as√≠, la proliferaci√≥n de atentados suicidas en territorio israel√≠. Por otro lado, el informe recomienda al gobierno israel√≠ la puesta en marcha de varias medidas. En primer lugar, detener toda construcci√≥n de nuevos asentamientos de poblaci√≥n o ampliaci√≥n de los ya existentes en los territorios ocupados, ni siquiera para hacer frente al crecimiento demogr√°fico. Una de las excusas habituales del gobierno israel√≠ es que la ampliaci√≥n de los asentamientos responde √ļnicamente a la necesidad de hacer frente al crecimiento de la poblaci√≥n. En segundo lugar, que Israel devuelva sus efectivos militares a las posiciones que ocupaba antes del 28 de septiembre de 2000. El informe tambi√©n recomienda a Israel que ponga fin a la pol√≠tica de cierre de territorios, que no permite acudir a trabajar a un importante n√ļmero de palestinos, aumentando si cabe la crisis econ√≥mica que padecen los territorios ocupados. Por √ļltimo, el informe recomienda a Israel que responda de manera proporcionada a las provocaciones y a los disparos que provengan de zonas palestinas, y a ser posible que utilice armas no-letales. Recomendamos la lectura del documento, que en algunas afirmaciones realiza verdaderas acrobacias verbales para evitar hacer acusaciones obvias a alguna de las partes.

Crear un clima de confianza que permita reanudar el proceso de paz y, en √ļltimo t√©rmino, alcanzar la independencia palestina. Ese es el principal objetivo que inspir√≥ la Hoja de Ruta, el plan de paz elaborado por el Cuarteto de Madrid (EEUU, UE, Rusia y la ONU) para aportar luz al conflicto de Oriente Pr√≥ximo. El incremento de la violencia y la pol√≠tica de ¬ęhechos consumados¬Ľ basada en alterar por la fuerza la naturaleza de los territorios ocupados han sido los principales obst√°culos que, por el momento, han convertido el proyecto en simple papel mojado.

La Hoja de Ruta prev√© el establecimiento de un Estado palestino, primero con un car√°cter difuso a finales de 2003 y despu√©s a finales de 2005 con ¬ęunas fronteras seguras y reconocidas¬Ľ (como reclama la resoluci√≥n 1397 del Consejo de Seguridad de 12 de marzo de 2002) en el marco de un acuerdo global en Oriente Medio. Como en los fracasados Acuerdos de Oslo, reclama un proceso de paz por etapas basado ¬ęen el principio de ‚Äėtierra a cambio de paz‚Äô de las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad¬Ľ, pero ‚ÄĒy aqu√≠ est√° la novedad‚ÄĒ tambi√©n ¬ęen la resoluci√≥n 1397, as√≠ como en los acuerdos previamente alcanzados por las partes, y en la iniciativa √°rabe propuesta por el pr√≠ncipe heredero saud√≠ Abdallah y respaldada por la Cumbre √Ārabe de Beirut¬Ľ.

Es decir: un proceso que ofrezca a los palestinos un Estado independiente en un contexto de plena normalizaci√≥n de relaciones entre Israel y el mundo √°rabe. Es imprescindible que el emergente Estado sea viable y no un ¬ęEstado difuso¬Ľ como pretende imponer Israel: es decir un Estado sin unas fronteras claras y con una soberan√≠a limitada.

La implicación de la Comunidad Internacional

El Cuarteto nació en 2001 con la intención de cerrar el círculo vicioso de violencia y desesperación iniciado con la irrupción de la Intifada y proseguido con su desmedida represión por parte del Gobierno Sharon. En cierta medida, la implicación de la comunidad internacional reconoce el fracaso de EEUU que, debido a su estrecha alianza con Israel, ha sido incapaz de ejercer como un mediador honesto entre las partes.

El embajador Miguel √Āngel Moratinos, representante especial de la Uni√≥n Europea para la zona, describ√≠a la situaci√≥n de manera gr√°fica al considerar que ¬ęuna vez agotadas las expectativas creadas con la llegada del gobierno laborista de Ehud Barak y tras la falta de acuerdo a pesar del compromiso activo del presidente Clinton, se hicieron patentes los l√≠mites del ‚Äėsacrosanto‚Äô modelo de la pax americana¬Ľ. El prop√≥sito ser√≠a, a partir de entonces, ¬ęcambiar la metodolog√≠a de trabajo e intentar compartir la pesada carga de la mediaci√≥n en Oriente Pr√≥ximo con otros actores internacionales¬Ľ.

Un calendario incumplido

La Hoja de Ruta fijó tres fases claramente delimitadas:

HASTA MEDIADOS DE 2003. Final del terrorismo y la violencia, normalizaci√≥n de la vida de los palestinos, reforma de las instituciones palestinas, congelaci√≥n de la colonizaci√≥n israel√≠ de los territorios palestinos (incluido el ‚Äúcrecimiento natural de los asentamientos‚ÄĚ).

DE MEDIADOS A FINALES DE 2003. Aprobaci√≥n de una Constituci√≥n palestina y creaci√≥n de un Estado con ¬ęfronteras provisionales¬Ľ en el marco de una Conferencia Internacional como paso intermedio a una soluci√≥n definitiva.

2004-2005. Solución permanente de las cuestiones pendientes (refugiados, Jerusalén, asentamientos y fronteras) y celebración de una segunda Conferencia Internacional que ponga punto final al conflicto israeli-palestino y normalice las relaciones entre Israel y el mundo árabe.
Ante el incumplimiento de este calendario, la Unión Europea anunció en octubre de 2004 su intención de poner en marcha un nuevo plan, respetando los principios básicos fijados en la Hoja de Ruta, para garantizar la existencia de un futuro Estado palestino.

1a Intifada

A ra√≠z de un incidente ocurrido en Gaza, a principios de diciembre de 1987, los palestinos de la ribera Occidental y de Gaza se levantaron contra la ocupaci√≥n Israel√≠, llevando a cabo protestas espont√°neas. La intifada de los palestinos prosigui√≥ durante los a√Īos subsiguientes y despert√≥ una atenci√≥n internacional sin precedentes sobre sus aspiraciones nacionales y sobre su inequ√≠voca oposici√≥n ala ocupaci√≥n.

La intifada se vio propiciada por la situaci√≥n existente en el territorio palestino durante mas de 20 a√Īos de ocupaci√≥n militar, y en particular por las confiscaciones de tierras, los asentamientos de colonos israel√≠es y las restricciones a las libertades c√≠vica. Desde el inicio de la intimada, palestinos de todos los estratos sociales, j√≥venes, comerciantes, trabajadores, mujeres y ni√Īos han participado en nutridas manifestaciones, boicoteos econ√≥micos, huelgas, actividades de resistencia al pago de impuestos y pedreas como acto de protesta.

√ďrganos de la ONU, de la √©poca entregaron informes en los que se daba cuenta de las duras medidas adoptadas por las autoridades de ocupaci√≥n, incluidas la utilizaci√≥n de municiones de guerra contra los manifestantes y las palizas propinadas como castigo ejemplar. Durante la intimada han muerto m√°s de 1000 palestinos y decenas de miles han resultado heridos. Millares de palestinos han sido detenidos e internados en prisiones de Israel y muchos de ellos han sido deportados del territorio palestino ocupado. En los informes se describen casos de malos trataos y de torturas en las c√°rceles, de utilizaci√≥n de gases lacrim√≥genos con resultados fatales, de extralimitaci√≥n en la utilizaci√≥n en las municiones de guerra, de palizas y de otras graves medidas. Adem√°s las autoridades de ocupaci√≥n han recurrido cada vez m√°s a diversas formas de represalias colectivas, como demolici√≥n de viviendas, la imposici√≥n de toques de queda prolongados y la adopci√≥n de mediadas econ√≥micas restrictivas.

El sistema de ense√Īanza se paralizo causa del cierre prolongado de escuelas y universidades y de la prohibici√≥n de impartir ense√Īanza extraescolar. Se impusieron restricciones a los servicios sociales y se declararon fuera de la ley ciertos medios de comunicaci√≥n y organizaciones c√≠vicas. Se talaron decenas de miles de √°rboles productivos y se destruyeron cultivos. Seg√ļn los informes recibidos aumento el alcance y la gravedad de los actos de violencia y agresi√≥n de los colonos israel√≠es. En esta situaci√≥n, los palestinos intentaron, a pesar de todo, superar las graves dificultades econ√≥micas recurriendo a la econom√≠a de base comunitaria.

Periodo 1990 a 2000

En febrero, el parlamento israelí retira la confianza al gobierno de Nethanyahu quien convoca a elecciones anticipadas para el 17 de mayo.

En marzo, las representaciones diplom√°ticas de la Uni√≥n Europea desconocen la Autoridad de Israel sobre la Ciudad Santa de Jerusal√©n y reiteran la posici√≥n de sus pa√≠ses que consideran esta ciudad un Cuerpo Separado seg√ļn las resoluciones de Naciones Unidas.

En abril, el comunicado final de la Cumbre de jefes de Gobierno de la Unión Europea reunidos en Berlín reafirma el derecho del pueblo palestino a su autodeterminación y a su Estado Independiente al cual reconocerían cuando sea declarado.

El 4 de mayo, se cumple el plazo de 5 a√Īos fijado en los acuerdos de Oslo y con ello se supone que vence el per√≠odo provisorio y se debe haber finalizado el proceso de negociaciones tendientes a encontrar una soluci√≥n definitiva (status definitivo).

El 17 de mayo Ehud Barak, gana las elecciones para Primer Ministro israelí y comienza a gestionar la formación de un Gobierno de Unidad Nacional e intenta incorporar a dicho gobierno los sectores de derecha y los religiosos incluso el Partido Likud del derrotado Premier Benjamín Nethanyahu.

El Proceso de Paz esta estancado, Estados Unidos convoca a una Cumbre entre Arafat y Nethanyahu para desbloquear las negociaciones.

En octubre se firma el Memorandum de Wye Plantation, seg√ļn el cual Israel debe retirarse de 13% de los territorios de la Ribera Occidental. Al poco tiempo Israel congela en acuerdo.

El 15 de enero, se firma el Protocolo de Hebron entre la OLP y el gobierno de Israel seg√ļn el cual 80% de la ciudad pasa a la Autoridad Nacional Palestina y el centro hist√≥rico de la ciudad queda bajo control israel√≠.

Periodo 1949 a 1989

El ministro israelita de Defensa, Rabin, autoriza el uso de balas de goma contra los manifestantes, incluso aunque estos no lancen piedras ni cockteles Molotov, e incluso aunque solo estén bloqueando la calle o incendiando neumáticos.

El 2 de abril, el Comité Ejecutivo de la OLP nombra a Arafat primer Presidente del Estado Palestino Independiente. El mandato está previsto hasta que el fin de la ocupación israelita permita la celebración de elecciones libres y democráticas.

El 14 de mayo, iniciativa de paz de Shamir, que propone que se realicen elecciones municipales en los territorios ocupados bajo sus condiciones, as√≠ como negociaciones para solucionar el conflicto √°rabe ‚Äď israelita, sin que esto signifique un reconocimiento a los derechos del pueblo palestino.

El 15 de mayo, las autoridades militares decretan un toque de queda ilimitado que afecta a 650.000 palestinos en franja de Gaza; incluso tras la derogaci√≥n del decreto ning√ļn √°rabe tiene derecho a marcharse de la franja de Gaza.

Del 19 al 31 de octubre, y como respuesta al rechazo de los habitantes de Beit Sahur a pagar los impuestos, el r√©gimen militar prohibe a los palestinos salir de sus casas por un per√≠odo de cuarenta y tres d√≠as; decenas de palestinos son encarcelados ‚Äúpor deudas fiscales‚ÄĚ.

El 9 de diciembre, la Intifada cumple dos a√Īos. Hasta ese momento, la rebeli√≥n se ha cobrado ya muchas v√≠ctimas palestinas (602 mueren por heridas de bala; 82 por granadas lacrim√≥genas; 52, como consecuencia de apaleamientos; 86, por razones que hasta la fecha no han sido explicadas. La Agencia Militar de Prensa israelita reconoce la muerte de 535 palestinos. Entre las v√≠ctimas de la Intifada, se cuentan 40 israelitas. Alrededor de 70.000 palestino (la mayor√≠a ni√Īos y adolescentes) han resultado heridos, algunos gravemente. Durante la Intifada, 59.000 han sido encarcelados y m√°s de cien deportados. Desde el comienzo de la Intifada, los militares israelitas han derribado 60.195 olivos y otros √°rboles frutales, y han destruido o sellado 1.200 casas. Alrededor de 9.000 personas se encuentran sin abrigo.

El 7 de enero, la desobediencia civil se organiza en Cisjordania y en la franja de Gaza; el 11 de enero, se inicia una huelga general que dura varios días.

El 24 de enero, 100.000 árabes y judíos se manifiestan en Tel Aviv y en Nazaret contra la política de ocupación de Israel.

El 6 de abril, grave incidente en Beita. Se anuncia: ‚Äú Joven israelita, lapidada por palestinos‚ÄĚ. En realidad se trataba de unos disparos realizados por un joven israelita. Como ‚Äúrepresalia‚ÄĚ el ej√©rcito israelita dinamita catorce casas √°rabes. Un comando israelita asesina en T√ļnez un alto dirigente de la OLP, Abu Jihad.

El 31 de julio, el rey Hussein renuncia definitivamente al poder administrativo y jur√≠dico de Cisjordania y declara que la OLP es la √ļnica capaz de administrar el territorio.

El 3 de noviembre, la Asamblea Plenaria de la ONU condena a Israel por sus constantes violaciones de los derechos del hombre en los territorios ocupados.

El 15 de noviembre, el Consejo Nacional Palestino proclama en Argel la creaci√≥n de un ‚Äú Estado Palestino Independiente‚ÄĚ en los territorios ocupados por Israel cuya capital es‚Ķ Jerusal√©n.

El 31 de diciembre, Shamir rechaza el plan de paz de la OLP.

En Cisjordania, 65.000 israelitas se han instalado ya en 118 colonias; en la franja de Gaza, 2.700 israelitas viven en 18 colonias. Frente a ellos, el n√ļmero de palestinos alcanza casi el mill√≥n en Cisjordania y 650.000 en la franja de Gaza.

Primeros motines en Cisjordania, en la franja de Gaza y en Jerusalén-Este (el 8 de octubre).

El 9 de diciembre la protesta contra la pol√≠tica de ocupaci√≥n israelita se generaliza y da finalmente origen a la ‚Äú Intifada‚ÄĚ (la sublevaci√≥n) del pueblo palestino.

Un día antes, en el puesto de control de Gaza, un camión militar israelita choca intencionalmente contra dos coches de trabajadores palestinos del campo de refugiados de Jabalia; cuatro palestinos mueren en el acto, otros siete resultan gravemente heridos.

Durante el entierro de las víctimas, se producen furiosas batallas callejeras en Gaza; la rebelión llega hasta Cisjordania y las piedras se transforman en las armas principales de los palestinos, frente al bien equipado ejercito israelí.

El 21 de diciembre, los √°rabes que viven en Israel desencadenan una huelga general.

El 22 de diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU desaprueba el comportamiento brutal del ejercito israelí contra los manifestantes: Israel es acusado de no respetar los derechos del pueblo palestino.

En febrero, los israel√≠es evacuan el L√≠bano excepto la ‚Äúfranja de seguridad‚ÄĚ del sur del pa√≠s.

Shimon Peres ss elegido Primer Ministro Israelí.

El 25 de abril, el Sinaí es devuelto a Egipto.

El 6 de junio, Israel invade el Líbano.

El 3 de julio, 70.000 personas se manifiestan en Tel Aviv en favor de la paz con los palestinos. En julio en un intento de ‚Äúresolver definitivamente‚ÄĚ el problema palestino, fuerzas israel√≠es invadieron el L√≠bano. Buscaban destruir la estructura militar de la O.L.P. y capturar el mayor n√ļmero posible de dirigentes y combatientes, anexar la parte sur del L√≠bano e instalar en Beirut un gobierno d√≥cil. Cercadas en Beirut, las fuerzas palestinas s√≥lo accedieron a retirarse cuando obtuvieron garant√≠a de protecci√≥n a los civiles por parte de una Fuerza Internacional de Paz.

Las masacres ocurridas en los campamentos de refugiados de Sabra y Shatila demostraron lo ineficaz de tal protecci√≥n, pero la O.L.P. logr√≥ transformar en victoria pol√≠tica y diplom√°tica lo que parec√≠a una derrota total. El cuartel general de la organizaci√≥n pas√≥ a instalarse en T√ļnez y en recorrida por Europa Yasser Arafat fue recibido con honras de Jefe de Estado en varios pa√≠ses, en particular El Vaticano.

Las unidades de la OLP, situadas desde mediados de junio en Beirut-Oeste, se ven obligadas a retirarse del Líbano (el 30 de agosto).

En septiembre Yasser Arafat instala su sede central provisional en T√ļnez.

A final de octubre, comienza la construcci√≥n de una nueva ‚Äúciudad de repoblaci√≥n‚ÄĚ (asentamiento jud√≠o) en pleno centro de Hebr√≥n.

El 15 de diciembre, en Jerusalén, el Congreso Sionista Mundial desaprueba la política de implantaciones judías de Begin.

En noviembre, huelga general de la población árabe en la franja de Gaza; la región es declarada por Israel zona prohibida. El 14 de diciembre, Israel se anexiona los Altos del Golán.

El Knesset vota la Ley Fundamental, seg√ļn la cual Jerusal√©n se convierte en la ‚Äúcapital eterna de Israel‚ÄĚ.

La implantación de una colonia judía en Hebrón, decidida por el gobierno Begín, desencadena graves confrontaciones durante dos meses, entre las tropas del ejercito de ocupación israelí y la población palestina.

En marzo, Menahem Begin y Anuar El Sadat firman en Camp David (Estados Unidos) el tratado de paz egipcio ‚Äď israelita; Israel se compromete a devolver el Sina√≠ a Egipto.

Estalla la Guerra Civil Libanesa, donde fue involucrada la OLP a raíz de la matanza perpetrada por la falanja Libanesa contra un bus de civiles palestinos en las afueras de un campamento de refugiados.

La Conferencia de la Liga Arabe de las Naciones Unidas reconocen a la OLP como √ļnico representante leg√≠timo del pueblo palestino. La ONU concede a la OLP el ‚Äústatus‚ÄĚ de delegado observador.

Estalla la cuarta Guerra árabe-israelí (del 6 al 25 de octubre). Las tropas egipcias avanzan por la península del Sinaí, y las Sirias por los Altos del Golán; el 17 de octubre, batalla de tanques en el Sinaí; las fuerzas árabes pierden 1.900 tanques; los israelitas, 800.

El 25 de octubre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprueba la resolución 340, preconizando el establecimiento de destacamentos de las Naciones Unidas en las zonas del conflicto. Fundación de una Comisión de Control de las Condiciones del Armisticio, que envía un total de 7.000 hombres a la zona.

En oto√Īo, la totalidad de los refugiados palestinos censados por la UNWRA alcanza la cifra de m√°s de un mill√≥n y medio, de los cuales aproximadamente 600.000 viven en campos de refugiados.

En Jordania, la guerra civil √°rabe, interrumpida por los acuerdos de armisticio suscritos por Hussein y Arafat, desemboca en el famoso Septiembre Negro. Las fuerzas armadas jordanas reprimen a los palestinos con sangre. La OLP es expulsada de Jordania e instala su cuartel general en Beirut.

La batalla de Karameh marca una nueva etapa en la guerrilla palestina, hace que renazca la confianza de los palestinos y refuerza su posición, especialmente frente a los estados árabes. Israel emprende una política ofensiva de represalias masivas.

Yasser Arafat, es elegido Presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) organismo que había sido creado por la Liga de los Países Arabes para representar los intereses del pueblo palestino

Del 5 al 10 de junio, Guerra de los Seis D√≠as. La tercera Guerra √°rabe ‚Äď israelita concluye con la aplastante derrota de Egipto, Jordania y Siria. Israel ocupa Cisjordania, la franja de Gaza, el Sina√≠ y el Golan. La OLP pierde, su base operativa e intensifica sus actividades clandestinas en los territorios palestinos ocupados.

Muchos palestinos del oeste del Jord√°n se refugian en la zona oriental (Jordania). Este √©xodo es considerado como la segunda ‚Äúcat√°strofe‚ÄĚ. La parte Oriental de Jerusal√©n fue anexada por Israel (el 28 de junio).¬†Los habitantes de Cisjordania se ven sometidos a la jurisdicci√≥n militar israelita.

La resoluci√≥n 242 de la ONU del 22 de noviembre declara inaceptables las conquistas territoriales obtenidas gracias a la guerra y reclama la retirada de las fuerzas armadas israelitas de los territorios ocupados durante el √ļltimo conflicto.

En diciembre, bajo la presión de Al Fatah, Chukheiry es destituido en sus funciones de presidente de la OLP.

El plan Allon preside la instalaci√≥n de las primeras colonias jud√≠as en Cisjordania: Israel se apodera tambi√©n de las ‚Äúprovincias b√≠blicas‚ÄĚ de Samaria y Ribera Occidental del r√≠o Jordan, (Cisjordania).

En mayo, fundación de la Organización para la liberación de Palestina (OLP) bajo la dirección de Ahmed Chukheiry.

Fundación del Movimiento para la Liberación Nacional de Palestina, Al Fatah.

Del 20 de octubre al 5 de noviembre, campa√Īa del Sina√≠ (Segunda Guerra √°rabe israelita). A pesar de la ocupaci√≥n de la pen√≠nsula del Sina√≠ de Gaza, la guerra no le aporta a Israel ninguna extensi√≥n territorial. Por primera vez, Israel act√ļa claramente como una base adelantada de las potencias Occidentales en la regi√≥n. Esta agresi√≥n tripartita (Israel, Inglaterra y Francia, contra Egipto de Nasser), pone al descubierto la naturaleza del nuevo Estado y el rol que desempe√Īar√≠a en el futuro como gendarme de occidente en la zona.

El 20 de julio, el emir Abdallah es asesinado; el 11 de agosto de 1952, uno de sus nietos, Hussein, sucede a su padre, Talal, destituido de sus funciones; es coronado el 2 de mayo de 1953.

El 24 de abril, la ciudad antigua de Jerusalén, así como los territorios árabes de Palestina, son anexionados por Jordania; la denominación Transjordania deja de utilizarse.

Armisticio suscrito por Israel y Egipto (el 14 de febrero), L√≠bano (el 23 de marzo) Transjordania (el 3 de mayo) e Irak (el 20 de julio); no se firma ning√ļn acuerdo con Siria.

En lugar de 55% previsto por la resolución 181 de la ONU, el territorio ocupado por Israel representa entonces 77% de Palestina; el resto, Cisjordania, es anexionado por Jordania y la Franja de Gaza queda bajo administración militar de Egipto.

Alrededor de 750.000 palestinos son expulsados de los territorios ocupados por Israel y buscan refugio en los países árabes vecinos. La catástrofe (Nakba) traumatiza a los árabes; el derecho al regreso (al auda) se transforma en una reivindicación política.

La resolución 194 de la ONU concede indemnizaciones a los exiliados y a los refugiados palestinos que no quieren o no pueden volver a su país, (no se materializó).

Fundación del UNWRA (Oficina de Socorro y de Trabajos de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Próximo Oriente).

La comunidad jud√≠a de Palestina se duplica: en el transcurso de los tres primeros a√Īos siguientes a la fundaci√≥n del Estado hebreo, 685.000 jud√≠os emigran a Israel, de los que 304.000 vienen de la Europa del Este. En 1950, el Knesset vota la ‚ÄúLey del regreso‚ÄĚ y concede la nacionalidad israelita a todos los inmigrantes jud√≠os.

Mandato Brit√°nico

El 14 de febrero, Bevin declara que Gran Breta√Īa no se encuentra en situaci√≥n de poder conciliar los intereses de los dos pueblos que viven en Palestina; propone que el problema sea sometido a las Naciones Unidas.

En la Asamblea Plenaria de la ONU, en mayo, la mayoría se declara a favor de una proposición hecha por el Comité Especial para Palestina que consiste en repartir el país en dos Estados, hebreo y árabe, y en mantener bajo el control de la ONU una parte del territorio (el Gran Jerusalén).

Las naciones Unidas aprueba el plan de partición habiendo en ese momento 749.000 árabes y 9.250 judíos en la mitad que correspondería al estado árabe y en la parte adjudicada al estado judío vivían 497.000 árabes y 498.000 judíos.

El ministro soviético de Asuntos Exteriores, Gromyko, declara que sería injusto negarle al pueblo judío el derecho a fundar su propio Estado tras los sufrimientos padecidos en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Se produce un ataque sionista contra un casino de oficiales británico en Jerusalén y numerosos atentados contra las instalaciones y unidades británicas en Tel-aviv, esto para distraer la atención de tropas de seguridad a fin de permitir la entrada clandestina de un barco cargado de inmigrantes.

El 17 de noviembre, Golda Meir se re√ļne con el emir Abd Allah en la regi√≥n fronteriza de Transjordania; el emir asegura que no atacar√° al Estado jud√≠o, pero declara estar decidido a anexionar la parte de Cisjordania.

El 29 de noviembre, la Asamblea Plenaria de la ONU aprueba el reparto de Palestina en dos Estados; Gran Breta√Īa debe retirar sus tropas antes del 1 de agosto de 1948. La resoluci√≥n 181 de la ONU preconiza una estricta delimitaci√≥n de los dos Estados, seg√ļn la cual las ciudades de Jaffa, Akka, Nazaret y Beersheba deber√°n formar parte del Estado √°rabe.

Los √°rabes palestinos se sublevan en contra del reparto de Palestina; la Liga √Ārabe (fundada en 1945) protesta.

Una comisión angloamericana encargada de realizar encuestas sobre la cuestión Palestina, creada por el ministro británico de Asuntos Exteriores, Bevin, recomienda que se autorice inmediatamente la inmigración de 100.000 judíos, así como que sea abolida la prohibición de la venta de tierras a los judíos (30 de abril).

El plan Morrison-Grady propone el reparto de Palestina en cuatro regiones: judía (17%), árabe (40 %) y dos distritos británicos (43 %); el resto del país se vería sometido a la autoridad de un alto comisario británico.

Rechazo categórico por ambos lados. El 22 Congreso sionista de Basilea (en diciembre) así como los árabes palestinos, se niegan a participar en una Conferencia sobre Palestina que tiene lugar en Londres.

La Irgun Svai Leumi (Banda paramilitar sionista) destruye, con explosivos, un ala del Hotel King David, en Jerusalén con un saldo de 76 muertos y 46 heridos y 29 desaparecidos.

La inmigración clandestina de judíos a Palestina aumenta considerablemente.

Creaci√≥n de la Liga de Estados √Ārabes, integrado por 21 pa√≠ses. Entre sus objetivos esta el fortalecimiento de los v√≠nculos entre los estados miembros y la coordinaci√≥n de acci√≥n pol√≠tica.

La tendencia anti brit√°nica de los sionistas se expresa en el Movimiento de Resistencia Hebraico (Tenuat hameri ha-ivri) proveniente de organizaciones clandestinas activas desde hace a√Īos: Haganah, Irgun y Lechi.

Haim Weizmann pide, en enero, que se realice una especie de Commonwealth judía en Palestina.

En mayo, en Nueva York, una conferencia sionista reclama la fundación de un Estado judío en Palestina, así como la creación de un ejercito judío (programa de Biltmore)

La Conferencia de Londres del 17 de mayo decide la creaci√≥n de un Estado Palestino binacional e Independiente en un plazo de diez a√Īos.

Seg√ļn el Libro Blanco redactado para esa ocasi√≥n, la inmigraci√≥n de jud√≠os a Palestina debe limitarse a 75.000 personas durante los siguientes cinco a√Īos. Grupos clandestinos jud√≠os replican con viveza por medio de atentados contra las instituciones brit√°nicas.

El movimiento Yishuv organiza la inmigración (alya) ilegal de judíos a Palestina.

La creciente rebeli√≥n de los √°rabes de Palestina es reprimida por los brit√°nicos. En octubre, tiene lugar en El Cairo el Congreso Interparlamentario Mundial de los pa√≠ses √Ārabes e Isl√°micos para la Defensa de Palestina.

La comisión Peel, creada por el Gobierno Británico, declara el 7 de julio que los objetivos nacionales de los judíos y de los árabes son incompatibles y que las concesiones acordadas a ambos son contradictorias. La comisión recomienda el reparto de Palestina en un Estado hebreo y un Estado árabe, con un enclave británico.

Huelga general de seis meses por parte de la población árabe; rebelión en contra de la inmigración masiva de judíos y del Mandato Británico.

Creación de la primera Intifada en contra de la política británica de favorecer la instalación de colonos judíos en Palestina.

Palestina se transforma en el primer refugio de los judíos provenientes de Europa.

Al principio de la era hitleriana, la comunidad judía de Palestina (Yishuv) está formada por unas 250.000 personas; luego de la Segunda Guerra Mundial, por más de 500.000.

Creación de la Agencia Judía, para financiar la instalación de judíos en Palestina

En la conferencia de San Remo, el 25 de abril, Gran Breta√Īa es proclamada potencia mandataria en Palestina. Estallan disturbios en Jerusal√©n; fuerte resistencia √°rabe al mandato brit√°nico

Tras el armisticio del 30 de octubre, el Imperio Otomano se hunde. Tras la evacuaci√≥n turca de Palestina, Gran Breta√Īa instaura una administraci√≥n militar.

El Gobierno brit√°nico se declara ‚Äúa favor de la creaci√≥n de un hogar nacional jud√≠o en Palestina, a la vez que se esforzar√° por contribuir en todo lo posible a la realizaci√≥n de tal proyecto‚ÄĚ (Declaraci√≥n Balfour del 2 de noviembre).

Periodo Turco Otomano 1517-1917

Este periodo es significativo en la historia de Palestina, pues dura 400 a√Īos.

Gran Breta√Īa promete a los √°rabes la independencia a condici√≥n de que participen en el combate contra Turqu√≠a, que en esa √©poca era aliada del Reich alem√°n (acuerdos Hussein ‚Äď Macmahon).

Segunda ola de inmigración de 40.000 judíos rusos. En 1914, alrededor de 85.000 judíos viven en Palestina, 45.000 en Jerusalén y 10.000 en Jaffa.

Aparece la novela ut√≥pica de Herzl, titulada ‚Äútierra antigua, nueva tierra‚ÄĚ.

Creaci√≥n de un Fondo Nacional Jud√≠o, cuya tarea consiste en adquirir propiedades territoriales en Palestina. En diciembre, Quinto Congreso Sionista en Basilea. Haim Weizmann y Martin Buber fundan la ‚Äúfracci√≥n democr√°tica sionista‚ÄĚ.

Segundo Congreso Sionista. Herzl se esfuerza por crear una organizaci√≥n nacional en la ‚Äúantigua Tierra‚ÄĚ.

El 21 de agosto, Theodor Herzl convoca en Basilea el Primer Congreso Sionista.Bajo su presidencia, el Congreso adopta el programa de Basilea: ‚ÄúEl sionismo aspira a crear para el pueblo jud√≠o un ‚Äúhogar nacional jud√≠o garantizado por derecho‚ÄĚ en Palestina‚ÄĚ. Herzl es elegido primer Presidente de la Organizaci√≥n Sionista Mundial.

El 14 de febrero, publicación en Viena de la Obra fundadora del sionismo: El Estado de los judío Contribución a una solución moderna de la cuestión judía de Theodor Herzl.

√Čste declara: ‚ÄúPalestina sigue siendo nuestra patria hist√≥rica inolvidable. Si su majestad el Sult√°n consintiese en darnos Palestina, podr√≠amos dedicarnos a poner en orden las finanzas de Turqu√≠a (‚Ķ). La guardia de honor, vigilando los lugares sagrados, ser√≠a el gran s√≠mbolo de la soluci√≥n a la cuesti√≥n jud√≠a tras dieciocho largos siglos de sufrimiento‚ÄĚ.

Primera ola de inmigraci√≥n de jud√≠os rusos y polacos tras los ‚Äúpogroms‚ÄĚ que se inicia en Rusia en 1881. Fundaci√≥n de las primeras colonias jud√≠as en Palestina por el grupo Hoveve Zion (Los Amantes de Si√≥n).

1882 Aparición en Odessa del panfleto de León Pinsker, La Autoemancipación, en el que pide una patria independiente y unida para todos los judíos.

El Imperio Turco, bajo el nombre del Islam, conquista Palestina y a toda la zona.

Bajo la dominación otomana, Palestina forma parte de la región de Bilad Ashsham.

Los Cruzados

La Dinast√≠a Ayyubi continua el desarrollo de la civilizaci√≥nIsl√°mica.Los mamelucos de Egipto restauran las mezquitas, y una variedad de edificaciones en Palestina.En el a√Īo 1516 el Imperio Otomano conquist√≥ Jerusal√©n. Mantuvo all√≠ su hegemon√≠a hasta el fin de la Primera Guerra Mundial.

Saladino vence a los cruzados y retorna Palestina a los √°rabes musulmanes.

Los Cruzados capturan Jerusalén y ocupan Palestina, siendo Al- Ramlah su primera posesión. Los cruzados cercaron la ciudad y más de 70.000 personas fueron asesinadas en la Mezquita de Al-Aqsa.

Este período se caracteriza por la llegada de la clase medieval europea para adquirir tierras.

Los árabes derrotaron al Imperio Bizantino en Siria y Palestina. Debido a su ubicación geográfica, Arabia era un puente de comercio entre Oriente y Occidente. La Mecca se convirtió en el centro donde se cristalizó la propiedad privada, lo que enfatizó aun más la diferencia entre clases sociales. Jerusalén se convierte en ciudad musulmana y el Califa Omeya Abdul Malek construye el Domo de la Roca y restaura la mezquita de Omar, la que fue construida por Omar Ben Al Khattab al liberar Jerusalén. El objetivo de Abdul Malek fue netamente político, para desviar la atención de los musulmanes hacia Jerusalén.

En este a√Īo se produce la conquista √°rabe isl√°mica, cuando el Califa Omar Ben Al Khattab lleg√≥ a Jerusal√©n para recibir las llaves de la ciudad del patriarca romano. Palestina es conquistada por los √°rabes musulmanes y la mayor√≠a de los habitantes de Palestina se convierten al Islam.

En este período se construyen muchas iglesias en Palestina, siendo la más importante de ellas, la de La Natividad. Otras fueron Ein al Hanniyeh (Beit Safafa), Khirbat Asida (Beit Umma), Tell Hassan (Jericó)

Prehistoria

Se decreta el Edicto de Milán, con lo que el Cristianismo pasa a ser la religión oficial del Imperio, al igual que los romanos una gran parte de los palestinos se convierten al cristianismo.

El Emperador Romano Adrián cerca de Jerusalén, expulsa nuevamente a los judíos y cambia el nombre de la ciudad a Elía; los que quedaron ahí se trasladaron a Egipto y al norte de Africa.

Tito destruye Jerusalén y el Templo, expulso a todos los judíos de Palestina. A partir de entonces no tienen relación política con dicho territorio.

Nace Jesucristo en Belén (calendario gregoriano)

Pompeyo el grande pone fin a la Dinast√≠a sely√ļcida de Siria, y convierte a Siria en una provincia romana. Palestina tambi√©n cay√≥ bajo los romanos. Los romanos introducen en Palestina las piedras pesadas, las que ayudaran a construir templos, fortalezas, etc. adem√°s construyen caminos que unir√°n las aldeas con las ciudades.

El senado Romano nombra a Herodes gran rey de Judea.

Los Romanos ocupan Siria y Palestina

Alejandro Magno, captura a Jerusalén con lo que comienza el dominio Helénico. El deseaba la invasión para explotar los recursos de Palestina, además de dominar la ruta de las caravanas.

Palestina es gobernada por los Persas. El rey de Persa, Ciro, destruye el reino Babilonio con la ayuda de los judíos después de haberles prometido el retorno a Palestina. Aquellos que regresaron construyeron el segundo templo en Jerusalén.

Durante el Gobierno de Ramses II se produce la salida de los israelitas de Egipto conducidos por Moisés.

Asciende al trono de Egipto Ramses II

Tohomos III invade la totalidad de la zona ocupando hasta la región de Al Así (Siria). Entre los pueblos con los que Egipto estaba en continua guerra se distinguían los hititas, los que se hicieron fuertes en la Fenicia Boreal y comenzaron a penetrar Palestina donde los reyes de esta dejaron de pagar impuestos a Egipto y se sometieron al nuevo dominador.

Egipto comienza la lucha de liberación contra los Hiksos.

Los Hiksos, (reyes pastores, caudillos extranjeros) introdujeron elementos indoeuropeos. Con caballos y carros ligeros de combate constituyeron una casta militar que gobernó Egipto desde su nueva capital Avaris, y remplazó a la dinastía nacional que hasta entonces había reina. Al atacar a los egipcios lo hicieron a través de Palestina debilitando con esto la influencia de la XIII Familia Faraónica en el Norte de Egipto.

Sara tiene un hijo con Abraham, al que llamó Isaak, y  expulsa a Agar y a su hijo al Desierto de Arabia, quedándose donde actualmente se  ubica La Meca.

Abraham estando casado con Sara, tiene un Hijo con la Egipcia Agar, al que llamaran Ismael, quien fue el padre de los Arabes.

Toda la región desde el Mediterráneo hasta las fronteras del imperio babilónico, estuvo dominada por príncipes amorreos, teniendo como rivale al imperio babilónico. Comienza la era Bíblica en la tierra de Palestina, cuando Abraham se traslada de Ur, en Mesopotamia, hacia Palestina.

Aparece el escrito, posiblemente m√°s antiguo de esta etapa, fue el escrito de Senohy, el que habl√≥ de las uvas, el vino, la miel, las aceitunas, los reba√Īos, como un reflejo de florecimiento econ√≥mico. A partir de la muerte del Fara√≥n Annemis, comienza una etapa de lucha contra los atacantes egipcios, los que eran rechazados o no de acuerdo a la fortaleza de cada Fara√≥n.

Los Cananeos fueron los primeros pueblos en habitar Palestina, donde estamparon su sello propio en esta tierra, la que se conoci√≥ en la historia con el nombre de ‚ÄúTierra de Canaan‚ÄĚ. Aunque en el antiguo Testamento se denomina cananeo a todos los que habitaban el Oeste del R√≠o Jord√°n. Los que moraban en esta zona se les conoce como amorites (amorru = occidentales), los que posteriormente se dividen en siete tribus, que eras; amorites, cananeos, hitites, hivites, girgazites, perizzites, y jebuzites. Los Amorites presentaban las caracter√≠sticas particulares de los semitas y luego de su conversi√≥n en cananeos, qued√≥ ese nombre como el √ļnico que generalizaba la poblaci√≥n semita. Los Amorreos aprendieron el uso del bronce. En este per√≠odo se producen dos guerras con Egipto, producida en tiempos de la V familia Fara√≥nica, y posteriormente se conoce la otra dirigida por el l√≠der egipcio Wana, en tiempos de la VI Familia. Durante estas guerras los egipcios tuvieron una gran influencia sobre los cananeos, y al finalizar la guerra estas agrupaciones cananeas estaban centradas en la agricultura, llegando a ser una de las m√°s florecientes de la historia. Palestina comerciaba y se relacionaba con otras culturas de la Creciente F√©rtil (desde Egipto a Mesopotamia). A partir del a√Īo 2000 a.C. estas oleadas migratorias formaron estados en todas las regiones.

Se desarrolla en la región una cultura llamada gassulianade Tulaylat al-Gassul, al norte del Mar Muerto y el Golfo de Aqaba, donde abunda el cobre. Sus habitantes vivían en cuevas calcáreas, usaban instrumentos y utensilios de piedra. Estos pertenecían a una raza indoeuropea, específicamente a la familia armenoide (armenios). Las fuentes étnicas del pueblo palestino se reducen a dos principales: Las ya mencionadas poblaciones más antiguas y las oleadas de tribus semitas árabes que habitaban las costas occidentales y el interior de la Península Arábiga, se dirigieron hacia el norte en busca de agua. Los Amoritashabitaron las partes interiores del sudeste de Siria.Este pueblo semita procedente del interior de la península Arábiga, se instalaron en una tierra desde entonces conocida como Canaan, la que más tarde se llamará Palestina. Los Cananeos, se instalaron en las costas y zona sud occidental de Palestina; y los Fenicios, toda la costa desde la desembocadura del río Asy hasta el sur del Monte del Carmelo; los Asirios se establecieron en el norte de Irak y los Babilonios, en la zona sur. Las oleadas inmigratorias de origen semita se dirigieron a la península arábiga, hacia las tierras que hoy ocupan Egipto, Iraq, Siria, Líbano y Palestina.

Este per√≠odo se caracteriza por las primeras aglomeraciones de habitaciones humanas que conocemos: Jeric√≥, Gezer, Meggido, etc. teniendo Jeric√≥ una existencia continuada durante siete mil a√Īos a.C. (la historia m√°s larga de todas las ciudades del mundo y aun siguen habitadas). Provenientes de la Pen√≠nsula ar√°biga son las tribus que emigraron a los valles del Tigris y del Eufrates las que tienen un parentesco ling√ľ√≠stico, cultural y religioso. (El cient√≠fico A.L.Schl√∂zer fue quien por primera vez bautiza a estas tribus con el nombre de Semitas, haci√©ndolas descender de Sem, hijo de No√©, las que poblar√≠an el sector despu√©s del diluvio.

Este período esta representado en Palestina por la llamada Natufiana por haber sido excavada en Wadi al-Natuf, al noroeste de Jerusalén. Estos vivían en cuevas y se dedicaban al pastoreo y a la agricultura. En este período se inicia en el Próximo Oriente una fase de domesticación de animales y cultivos de plantes más importantes.

En este período los seres humanos comienzan a elaborar herramientas de piedra de reducidas dimensiones como las láminas para cortar; y de hueso, como las agujas y otros instrumentos de precisión.

En este per√≠odo viven los primeros seres humanos y se les conoce con diferentes nombres: Autralophitecus, Homo habilis y Homo erectus. Las glaciaciones de este per√≠odo no alcanzan al Sahara Occidental. Los hombres de esta √©poca eran cazadores y recolectores n√≥madas, viv√≠an de la caza y de la recolecci√≥n de plantas. El per√≠odo Paleol√≠tico inferior se divide en dos, seg√ļn el tipo de instrumento de piedra que utilizaban. Primero fue el tipo de guijarros tallados, y despu√©s el per√≠odo achelense, conocido tambi√©n como per√≠odo de los bifaciales o hachas de mano. En Palestina el tayacience se encuentra en la base de las cuevas de Et Tabun (monte Carmelo) y de Um Qatafa (Ribera Occidental del r√≠o Jord√°n).